La Rosa Duarte #8 inicialmente conocida como ENKIU de la mano de Erick Ramos, Bolivar Gomez y otros técnicos de renombre, abarcó una gran parte de la historia de la música dominicana hecha en los 90s.
A mediados de los años 2000 cambia de nombre a Terranota Producciones de la mano de Oliver Dominguez y Allan Leschhorn, haciendo notables contribuciones dentro y fuera del país con innumerables proyectos musicales y audiovisuales.
En el 2019 entre un grupo de amigos se consolida Vibrar Studio como un taller creativo orientado a la difusión de ideas a través del sonido.